TE SORPRENDÍ...


Te sorprendí, 

furtiva, paseando un caniche.

Te vi en los bares leyendo poesía.

Estás escondida en la ciudad, lo sé.

Me canso de verte.

La soledad es tu mejor amiga. 





                                                                                         /In memoriam María Belén Perez Lazcano Colodrero/


Entradas populares de este blog

24M. LA MARCHA QUE NO EXISTIÓ (para La Voz del Interior)

¡Dame un papel, Caputo!

CUANDO ALGUIEN APRIETE EL BOTÓN