LA POETA


LA POETA


Me daba un poco de miedo tu último libro de poesía,

tenía miedo de que me gustara tanto como tu boca pequeña,

tenía miedo de que me calentara tanto como me calentaban tus palabras. 



(Vos nunca ibas a ser una persona civilizada,

Poetisa.)


"No me digas poetisa,

suena a petisa."



Por eso me gustás, Poetisa:

en el límite de tus versos  

camina el amor solitario.






Entradas populares de este blog

24M. LA MARCHA QUE NO EXISTIÓ (para La Voz del Interior)

¡Dame un papel, Caputo!

CUANDO ALGUIEN APRIETE EL BOTÓN