LAS BASES



LAS BASES

A veces siento que me estoy muriendo

entonces me pregunto:

¿de qué me sirve saber que Estados Unidos

tiene más de 50 bases militares en Latinoamérica

a punto de entrar en acción con sus drones asesinos

y la Cuarta Flota rodeando todo el continente?


A veces siento que me estoy muriendo

o, peor aun, siento que me estoy pudriendo,

siento que cada vértebra de mi columna

se suelda a la otra,

entonces me pregunto:

¿de qué me sirve saber

que Estados Unidos financia a Israel

-Estados Unidos y toda su red de bancos londinenses... -

para controlar al Medio Oriente

tan rico en petróleo y recursos naturales?

¿De qué me sirve saber o ignorar

que planifican aniquilar a todos los palestinos

que se interpongan en su camino,

y de qué me sirve enterarme de que en otro rincón del mundo

se lleva a cabo otra masacre ignorada

contra algún pueblo ignorado

y que mañana ese pueblo ignorado y masacrado

podemos ser nosotros mismos, naturalmente,

como hoy es Colombia, por ejemplo?


¿De qué me sirve saber todas esas barbaridades

o enterarme antes que algún otro?

¿No me valdría más salir a bailar

para olvidar o al menos para moverme un poco?

¿Y de qué me serviría enumerar todos los crímenes 

si para cuando estos se acaben

ya se estarán cometiendo otra nuevas atrocidades

por otro lado?

Y de qué sirve, me pregunto,

interesarme

o averiguar del último saqueo continental

(nada podré hacer desde la Guardia del Hospital.)


A veces, cuando siento que me estoy pudriendo,

me pregunto por qué me interesan esas cosas.







Entradas populares de este blog

24M. LA MARCHA QUE NO EXISTIÓ (para La Voz del Interior)

¡Dame un papel, Caputo!

CUANDO ALGUIEN APRIETE EL BOTÓN