EL LABERINTO




EL LABERINTO

Cuando Teseo descubrió al Minotauro
se sorprendió de su belleza.

(Teseo entonces comprendió
que siempre había amado al Minotauro.)

Vine para salvarte, dijo Teseo.
Ahora mátame,

respondió Ariadna.




Entradas populares de este blog

24M. LA MARCHA QUE NO EXISTIÓ (para La Voz del Interior)

¡Dame un papel, Caputo!

CUANDO ALGUIEN APRIETE EL BOTÓN