NO QUIERO MÁS MUERTE...



NO QUIERO MÁS MUERTE... 


No quiero más muerte porque la vi en la sangre, la  vi en la piel y la 
vi en los pulmones oscurecidos;

no quiero más muerte, porque puedo intuirla en las fachadas; 

no quiero más muerte, porque sé de qué se trata. Prefiero la vida (aunque no la confunda con la vitalidad ni con la euforia),

prefiero la vida como savia, como aliento, como belleza que respira juventud, como Espíritu inmortal.


Entradas populares de este blog

24M. LA MARCHA QUE NO EXISTIÓ (para La Voz del Interior)

¡Dame un papel, Caputo!

CUANDO ALGUIEN APRIETE EL BOTÓN