HABÍA SOÑADO...



HABÍA SOÑADO...

Había soñado con una ciudad muy grande

donde la gente se fagocitaba mutuamente como mercancía

-donde el romance duraba un verano y la soledad un invierno-

había soñado con una ciudad tan grande como el infierno

(tan circular como el infierno,

tan profunda como el infierno,

tan subterránea como el infierno.)


Había soñado con una ciudad muy grande

donde el amor se intercambiaba

donde el amor era una nostalgia

donde el amor estaba pasado de moda

había soñado una pesadilla 

llamada como tu ciudad 

-(como tu pueblo,

como tu planeta...)-


Había soñado una pesadilla

color desamor.


Entradas populares de este blog

24M. LA MARCHA QUE NO EXISTIÓ (para La Voz del Interior)

¡Dame un papel, Caputo!

CUANDO ALGUIEN APRIETE EL BOTÓN