A PARTIR DEL MOMENTO EN QUE ME DEJAS...





A PARTIR DEL MOMENTO EN QUE ME DEJAS...

A partir del momento en que me dejas
una muralla de días, de noches
y de adioses se levanta. Los coches
de la ciudad me humillan y las rejas

de mi cárcel son el cielo, mi cuarto,
la luna, los libros y los recuerdos
gratos, pero sin tu amor no habrá acuerdos
que valgan, ni súplicas. Ya estoy harto

de las horas sin sueño. Tu cintura
bajo mi brazo leve, tu sonrisa
y tu mirada que es toda frescura,

tu cuerpo que las sábanas alisa...:
Todo me atormenta y no volverás,
todo me atormenta y no volverás.








Entradas populares de este blog

24M. LA MARCHA QUE NO EXISTIÓ (para La Voz del Interior)

¡Dame un papel, Caputo!

CUANDO ALGUIEN APRIETE EL BOTÓN