NUESTRO EPISODIO DE CAJAMARCA...



NUESTRO EPISODIO DE CAJAMARCA...

Ese fue

nuestro episodio de Cajamarca

yo fui por ti

y tú viniste por mí

ese fue

nuestro episodio de Cajamarca

nuestro malentendido

tú arrojaste la chicha

y yo arrojé la Biblia

y al grito de San... me capturaste

con todos tus hombres y todos tus caballos y todos tus 

arcabuces y cañón

la historia hubiera sido distinta

si yo hubiera ido armado

pero fui soberbio a la muerte

con mis músicos, mis artistas, mis rapsodas

como quien sabe que va a ganar sin pelear

y así me fue

perdí el Continente

y el Tahuantinsuyo

ahora soy la sombra de Atahualpa,

un monumento de piedra en la plaza de la ciudad.






Entradas populares de este blog

24M. LA MARCHA QUE NO EXISTIÓ (para La Voz del Interior)

¡Dame un papel, Caputo!

CUANDO ALGUIEN APRIETE EL BOTÓN