EL DÍA QUE NO ESCRIBO UN POEMA...



EL DÍA QUE NO ESCRIBO UN POEMA…
El día que no escribo un poema
el día que no rescato a la princesa
el día que no me emborracho
el día que no me agarro con la policía
el día que no hay sexo
el día que no hay sol
el día que no hay madre
ni padre ni hermanos ni amigos
el día sin música
el día interminable como un año neoliberal
el día que te fuiste
el día de tu ausencia
el día
el día de tu agonía
el día de dios te salve maría
el día de las canciones de rock
el día de la literatura
el día borgeano
el día de la vida y la muerte
el día de Walt Whitman y de Edgar Allan Poe
y de La vida en los Bosques de Thoreau
y de la desobediencia civil
de Chomsky
y de todos los anarquistas sudamericanos
el día de acción de gracias
el día después del consumo
el día vomitivo
el día de la mina de uranio
y de la mina que te dejó plantado en la primera cita
el día de la bala de plata
el día de los vampiros
el día infinito
como la vida de un inmortal
el día del sesgo
el día del acv
el día de la enfermedad despiadada como un lugar común
el día de la drogas duras y de las drogas blandas
el día de las drogas legales industriales
y de la Pachamama
el día de los indios acribillados por la Gendarmería
y por el Ejército de cabrones forros hijos de puta
el día de “La Madre Patria”, del Virrey y de la concha de su madre...
El día de nuestros abuelos,
blancos y grises cabellos de plata.


Entradas populares de este blog

24M. LA MARCHA QUE NO EXISTIÓ (para La Voz del Interior)

¡Dame un papel, Caputo!

CUANDO ALGUIEN APRIETE EL BOTÓN