Macri juega sucio (con la pobreza)



Macri juega sucio (con la pobreza)
No hay que ser el adivino Tiresias para darse cuenta.
Si el modelo agroexportador y extractivista era un modelo de exclusión, el modelo de Macri (que agrega un modelo especulativo y transnacional) es de recontra exclusión. El rol de la propaganda es increíble, pero estratégico para el Poder.
¡CAMBIEMOS las variables de medición!
El macrismo habla desde la tribuna del Indec, tan cuestionado desde hace casi siempre que ahora (¡Oh, milagro argentino!) es atendido como palabra santa.
El rol de los tecnócratas y la opinión de los intelectuales, como el Observatorio de la Deuda Social de la UCA, termina siendo funcional para acallar la crítica y la protesta: Al final terminan avalando el lugar común que han instalado tan eficazmente. 
“Hay que darle tiempo” sería algo así como la Utopía de la Desolación Final. (“Tiempo” es precisamente lo que necesita esta gestión de piratas y lo que necesitamos todos.)
Nadie se pone del lado de los pobres y de los trabajadores, es decir de la gran mayoría de la población.
El macrismo se mide en relación a sí mismo y no en relación a lo que prometió que iba a cambiar. Dice que baja la pobreza en relación a sus mismas catástrofes, que son exponenciales y de interés compuesto.

En fin, pura Propaganda oficial para tapar el anuncio de la suba brutal del gas.
Mientras tanto, siguen y se agravan los tarifazos, la inflación, el desempleo, la represión y la concentración de la riqueza en el sector corporativo y  financiero. (Ver, por ejemplo, el incremento de la tarifa del gas para los primeros meses de este invierno según el anuncio oficial del ministro Aranguren en el día de la fecha, oh casualidad: 32% de aumento. Tamo al horno o al frezzer.)
La oligarquía gana. Porque existe.
Al fin de cuentas, lo único que queda en claro del anuncio de hoy es que la brecha entre ricos y pobres ha calado más hondo y que la situación para la mayoría de los argentinos ha empeorado. Aunque los titulares de los diarios anuncien exultantes todo lo contrario.






Entradas populares de este blog

24M. LA MARCHA QUE NO EXISTIÓ (para La Voz del Interior)

¡Dame un papel, Caputo!

CUANDO ALGUIEN APRIETE EL BOTÓN