MAPUCHE CONTRA LOS VAMPIROS MULTINACIONALES



MAPUCHE CONTRA LOS VAMPIROS MULTINACIONALES
La postrer campaña propagandística de los diarios La Nación, Clarín, Infobae y otros medios oficialistas es risible.
Una renovada apología escolar de la Conquista del Desierto se combina con una construcción maula de las víctimas del hacendado como pistoleros y otras pamplinas.
Si el actual Gobierno Nacional -alineado no sutil en este punto con el Imperio- sigue fabricando enemigos internos y externos, pronto terminaremos por desconocernos.
Maestros, ancianos, mujeres, empleados, estudiantes, académicos, ambientalistas, indios… y la lista continúa casi hasta lo zoológico: cantores del alba, tortilleras, comediantes, fontovas, leonas, fititos, rastafaris y un largo etcétera integran "la lista negra" nueva del terrorismo ganadero (y por ende británico-norteamericano.)
La propaganda ha sido tan eficaz que hasta los intelectuales más iluminados- y los amos de casa más desprevenidos- ya pretenden salir hacia la Patagonia rebelde a hacer justicia por mano propia y gatillo fácil contra estos insurgentes anti-patria que pretender cuestionar la violencia institucional y  la sempiterna epopeya de Roca.
Lo fantástico es que ahora La Nación presenta como argumento de venta la chilenidad de los mapuches, como un modo de desacreditarlos apelando a su supuesta extranjeridá.
De modo que se invoca la cólera del vernáculo recurriendo a su xenofobia.
Detrás de toda esta cháchara y atrévase a soñar, y de estos sistemáticos crímenes llevados a cabo por el Gobierno a través de su gente de armas, se encuentra el mero interés económico de una elite retrógrada y servil que teme- porque a pesar de todo "Temer teme", y parece que demasiado- ver cuestionados sus privilegios, ya de por sí desmesurados.
Y si no, pregúntenle a Joe Lewis, a Luciano Benetton (y a Bartolomé Mitre, of course.)




Entradas populares de este blog

24M. LA MARCHA QUE NO EXISTIÓ (para La Voz del Interior)

¡Dame un papel, Caputo!

CUANDO ALGUIEN APRIETE EL BOTÓN